Ajustadores Asociados

¿Qué esperar del mercado inmobiliario en el 2024?

Panamá ha contado con un mercado inmobiliario muy activo, siendo la envidia de muchos de los países de la región. Esta actividad, así como ha brindado buenas oportunidades para los promotores, también ha creado grandes retos a los compradores.

No obstante, la pandemia, tuvo un impacto desalentador en muchos sectores del mercado alcanzado niveles críticos como consecuencia de lo que muchos consideran fue el resultado de una exagerada e inadecuada respuesta de las autoridades, con el cierre de escuelas, oficinas y otras actividades con el correspondiente impacto (negativo) en la actividad económica del país.

La actividad inmobiliaria no escapó a esta realidad. Si bien hasta 2018 gozó de un sostenido crecimiento, experimentando una pequeña desaceleración en el 2019 típica de los años electorales, luego de instaurado el nuevo gobierno durante la segunda mitad del año se mantuvo la cautelosa expectativa típica de este período en espera de lo que traería el nuevo gobierno. Lamentablemente, la actividad nunca logró reactivarse adecuadamente al ser sorprendidos en marzo del 2020 con la llegada de la crisis sanitaria COVID-19, la que resultó en una catástrofe mundial.

Sector inmobiliario

En los primeros meses del 2020, el sector inmobiliario en Panamá sufrió las restricciones impuestas para controlar la pandemia, incluido el cierre de oficinas y escuelas, que tuvieron consecuencias directas en la actividad económica y, por ende en este sector. Los promotores y compradores se encontraron frente a un escenario sin precedentes, donde la cautela y la reevaluación de estrategias se volvieron imperativas.

Durante los siguientes 12 a 18 meses, la actividad en el ámbito de la propiedad experimentó una notable disminución, lo que tuvo un efecto directo en los precios. Además, se observaron cambios significativos en la oferta y la demanda, especialmente en el segmento de mercado medio-alto y alto.Bajo este nuevo escenario vemos como apartamentos grandes de lujo de 500.00 m² a 700.00 m² que se encontraban en proceso de construcción fueron rediseñados a apartamentos más pequeños buscando una mejor comercialización, mientras que los precios de las viviendas existentes se ajustan a las condiciones del mercado con una marcada tendencia a la baja, favoreciendo con ello al comprador. 

Adaptación y resiliencia en el mercado inmobiliario

Esta desaceleración no solo se limitó al segmento de lujo, sino que también se observó, aunque en menor grado, en el mercado “preferencial” y permeó a través de diferentes niveles del mercado afectando tanto a propiedades residenciales como comerciales. Los inversionistas y desarrolladores tuvieron que reconsiderar sus proyectos inmobiliarios y propiedades en alquiler, adaptándolos a una demanda de bienes inmuebles que se volvía cada vez más exigente y consciente del contexto económico.

Para el futuro, el sector enfrenta un camino de recuperación lleno de desafíos, pero también de oportunidades. La adaptabilidad y la innovación serán clave para navegar en este nuevo escenario, donde la comprensión del mercado, la identificación de tendencias emergentes y la respuesta a las necesidades cambiantes de los consumidores determinarán el éxito. Los inversionistas y profesionales del sector deberán monitorear de cerca la evolución del mercado, estar preparados para ajustar sus estrategias y continuar explorando nuevas formas de satisfacer la demanda en un entorno económico que sigue en transformación.

Valor de los inmuebles

La caída en los precios de propiedades no solo ha afectado a quienes buscan vender, sino también a los que desean comprar o invertir en el mercado inmobiliario. En un escenario de compra y venta, se encuentra ahora un mercado más accesible, pero que también requiere cautela, evaluando cuidadosamente la viabilidad de las inversiones ante la posibilidad de futuras fluctuaciones. Esta dinámica ha impulsado a muchos a buscar la asesoría de expertos avaluadores en el sector para asegurarse de que sus decisiones estén bien fundamentadas y alineadas con las tendencias del mercado.

A medida que Panamá se recupera de los efectos de la pandemia, el valor de los inmuebles seguirá siendo un indicador clave del estado del mercado inmobiliario y de la economía en general. Los actores del sector deben permanecer atentos a los cambios en el mercado, costos de construcción, y adaptándose rápidamente a las nuevas realidades para maximizar sus oportunidades y mitigar los riesgos. En este sentido, la educación continua, la investigación y la colaboración dentro del sector serán fundamentales para navegar con éxito en el cambiante paisaje inmobiliario panameño.

Inversión y rentabilidad de bienes raíces

La inversión y el retorno de los bienes raíces en Panamá han experimentado un período de reevaluación en el contexto post-pandemia. Los inversores se enfrentan a un mercado que, aunque ofrece oportunidades, también presenta riesgos significativos asociados a la volatilidad económica y a la incertidumbre global.

Consideraciones para la inversión

El papel de las inmobiliarias, agentes y avaluadores se ha vuelto más crucial en este contexto. Estos profesionales pueden ofrecer información valiosa sobre el mercado, ayudando a los inversores a navegar por las complejidades del sector y a tomar decisiones informadas. La colaboración con expertos avaluadores puede proporcionar una ventaja significativa, especialmente cuando se trata de identificar oportunidades de inversión, y entender las tendencias emergentes en el mercado.

Para los inversionistas extranjeros, Panamá sigue siendo un destino atractivo debido a su estabilidad política y económica, así como por su posición estratégica como un hub logístico y financiero. Sin embargo, es fundamental que estos inversores inmobiliarios comprendan las dinámicas locales del mercado, incluyendo factores legales, fiscales y regulatorios, para maximizar sus inversiones y minimizar los riesgos asociados.

Economía panameña

La economía panameña enfrenta el desafío de recuperarse de los efectos adversos de la crisis pandémica. Hoy el mercado inmobiliario si bien registra una nueva y muy esperada actividad, vemos con un grado de reserva como aún la oferta sigue en gran medida superando la demanda producto, en nuestra opinión, por el alza en los intereses y de políticas más exigentes de los bancos hipotecarios, complementado con un nuevo comprador, más asertivo del poder con que cuenta y quien exige más de lo que tradicionalmente ofrecían los promotores.

La interacción entre el mercado inmobiliario y la economía panameña es multifacética. Por un lado, el mercado de bienes raíces genera empleo, impulsa la demanda de materiales de construcción y contribuye significativamente a la recaudación fiscal. Por otro lado, la salud del sector depende en gran medida de la estabilidad económica general del país, la cual está influenciada por factores internos y externos, incluyendo políticas gubernamentales, inversión extranjera, turismo y las operaciones del Canal de Panamá.

 

Conclusiones

Los desafíos que enfrenta Panamá en el contexto post-pandemia y una recesión económica, requieren políticas bien diseñadas y la colaboración entre el sector público y privado. La capacidad del país para atraer inversión extranjera, fomentar el crecimiento en sectores clave y mantener la estabilidad macroeconómica será fundamental para la recuperación y el desarrollo a largo plazo.

En virtud del comportamiento señalado, aun cuando existen muchas interrogantes en el futuro inmediato del mercado, somos de la opinión que si bien no vemos el mercado a mediano plazo (3 años) igualando la actividad de antes de la pandemia, sentimos que, como consecuencia del déficit habitacional existente, la actividad se mantendrá en los próximos 18 meses moderadamente activa. Esta experiencia ciertamente nos ha dejado positivos y muy claros mensajes entre los que se destacan:

  • Antes de comprar, sugerimos verifique por medio de nuestro avalúo, que el valor de compra guarde relación con las condiciones del mercado de ese momento.
  • El valor de una propiedad, así como sube, puede bajar. Esa teoría en que creen algunos incautos que el valor de una propiedad aumenta 5% anual, aun cuando existen innumerables ejemplos de que no es cierto, con la experiencia de los últimos 3 años, esta teoría se va al trasto. 

Por ello, es importante determinar las razones de la compra. Si es como una inversión a largo plazo con el propósito de ocupar la vivienda de forma permanente, el tiempo permitiría recuperar cualquier excedente razonable en que involuntariamente se pudiera haber incurrido. Por otro lado, si fuera como una inversión para renta, es importante considerar el impacto que pudiera considerar en su rentabilidad, el impacto del factor de desocupación, así como lo volátil del mercado de alquileres. Como muestra un botón, las propiedades en el mercado inmobiliario durante la reciente crisis experimentaron pérdidas (en su valor) entre 10% a 20%, mientras que los alquileres (B/./m²) cayeron hasta en un 40% con un dramático impacto en la desocupación.

Compartir:

Otras Publicaciones

¿Qué son los avalúos y cuándo se necesitan?

¿Qué es un avalúo y cuándo se necesita?

Un avalúo forma parte integral de cualquier transacción inmobiliaria. Se utiliza para determinar el valor estimado de un bien, de forma objetiva e imparcial, de acuerdo a las condiciones del mercado. En toda transacción de compra – venta, un avalúo resulta una importante herramienta y punto de referencia para determinar si el precio acordado entre

La venta de casas en Panamá

Venta de casas en Panamá

Hoy los esfuerzos necesarios para la Venta de Casas en Panamá, deben ser muy precisos para lograr el éxito en un mercado tan competitivo. En estos 39 años de servicio como avaluadores, hemos observado atentamente las necesidades del vendedor y preferencias del comprador.   Por ello, desde nuestra perspectiva independiente, compartimos algunos consejos que  servirán para

Ir a Arriba